EL PERIODISMO EN CHIAPAS

Este es una bitácora exclusivamente para textos relacionados con la historia del periodismo en Chiapas. Para exhibir los aciertos y desaciertos, dislates, cosas chuscas y otros detalles que reflejen la idiosincrasia del periodismo chiapaneco. Tantas cosas y situaciones que veo y leo que no quiero que se pierdan en el tiempo, quiero documentarlo y compartirlo. Advierto que para nada pretendo congratularme u ofender a persona alguna.

miércoles, mayo 02, 2007

EL HERALDO DE CHIAPAS




EL HERALDO DE CHIAPAS, A TRES AÑOS….




Hace tres años El Heraldo de Chiapas vio la luz por primera vez en el escenario de los medios de comunicación en el estado.

Sin duda, por ser parte de un grupo como la Organización Editorial Mexicana (OEM), en un primer momento asumí un dejo de reserva.

Pero a tres años de ese primer ejemplar, hoy puedo decir que El Heraldo vino a ocupar un nicho que sigue ganándose día a día entre los lectores chiapanecos.

El equipo que hace posible este diario, propiedad del empresario Mario Vázquez Raña, lo lleva a buen puerto entre la tempestad. Como todos, no está a ajeno a errores que pudiesen cometerse, pero sin duda es hoy por hoy uno de los pocos diarios que realmente hace periodismo.

Gracias a su director, Ricardo del Muro y uno de sus editores en la sala de redacción, Edgar Hernández Ramírez, obtuve las líneas editoriales de la edición impresa del lunes 30 de abril del 2007, que hoy comparto con ustedes y algunas imágenes.







EDITORIAL

Tres años: hacia la consolidación




El 30 de abril de 2004, Organización Editorial Mexicana inició en Chiapas un importante proyecto periodístico que buscaba ofrecer una opción informativa plural y confiable del dinámico y complejo acontecer de un estado con problemas formidables pero también con un alto potencial para superarlos y encauzar la energía social en la construcción de su desarrollo.

A tres años de distancia, poniendo en la balanza los aciertos y desaciertos que son propios en el proceso de afianzamiento de una empresa de gran magnitud, con certeza podemos decir hoy que hemos cumplido con las expectativas generadas y que estamos en la ruta de consolidarnos en el liderazgo de los medios de comunicación en Chiapas.

El Heraldo y Esto de Chiapas, cada uno en su ámbito, con profesionalismo y entrega, han logrado en estos 36 meses ganarse un lugar privilegiado en el exigente mercado de lectores chiapanecos, constituyéndose como un referente obligado en materia de información política, social, cultural, económica y deportiva.

El tratamiento veraz y oportuno de la noticia; la pluralidad, el equilibrio entre las diferentes posiciones ideológicas; la crítica bienintencionada, constructiva; la amplia cobertura de acontecimientos relevantes en el estado y a nivel nacional e internacional; las propuestas de nuevos contenidos y diseño; la calidad del producto final; así como las acciones publicitarias y de servicio a la comunidad, orientadas a forjar un mercado de lectores convencido de nuestra oferta, han permitido ganarnos un espacio privilegiado en la sociedad chiapaneca del siglo XXI. Pero sobre todo, hemos conquistado el bien más preciado de una empresa informativa: la credibilidad.

Los logros obtenidos en tan poco tiempo no son nada despreciables, y pudiéramos regocijarnos durante un buen tiempo con ellos, sin embargo, el futuro inmediato se abre con mayores posibilidades y nuevos retos que no permiten la autocomplacencia ni el desmayo.

El esfuerzo, la entrega, el trabajo en equipo, el compromiso con este proyecto editorial, han sido actitudes fundamentales en estos tres años de vida difíciles, pero con enormes satisfacciones. Lo que viene, la última etapa de consolidación y el desarrollo de nuestra empresa informativa, exige renovar ánimos y reconstituir lo que ha sido nuestra fortaleza.

El reconocimiento a nuestra labor lo han hecho instituciones educativas prestigiadas y los más importantes líderes políticos, sociales y económicos del estado, pero sobre todo los ciudadanos, los lectores comunes en los que nos reflejamos cotidianamente y a quienes nos debemos.

Sirva también este día de celebración para agradecer la tarea de un pilar insustituible en la consecución de nuestras metas: los voceadores, eslabón indispensable de la cadena de la información impresa que hace posible que nuestros periódicos lleguen a tiempo a las ciudades más importantes del estado.

No menos agradecidos debemos estar con nuestros anunciantes públicos y privados, que durante este tiempo nos han depositado su confianza para crecer juntos.

A ellos, a quienes conformamos El Heraldo y Esto de Chiapas, repartidores, Rotativas, Fotomecánica, Sistemas, Redacción, Publicidad, Administración y directivos; a los pioneros, a los que se han incorporado, y a los que seguimos en este proyecto editorial con un futuro prometedor, muchas gracias y
¡Felicidades!

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal


Desde Julio/2006